comienza ahorrar
Image

Evita el robo de combustible en tu flota

El gasto de transporte puede ser de hasta 30% del total de los gastos de una empresa de autotransporte. Es por esto qué es importante no sólo encontrar una manera de reducir el consumo; si no de cuidar nuestros recursos. Por desgracia, los precios del combustible o la optimización de rutas no son los únicos factores que influyen directamente en el tema: también lo hace el robo.

Para prevenirlo es importante conocer cómo se llevan a cabo, por ello te presentamos cinco formas cómo roban gasolina en tu flota.

1. Drenar la gasolina del vehículo

Es el método más sencillo y poco sofisticado, tanto que, dependiendo de la técnica, puede ser peligroso. Requiere de herramientas simples y fáciles de conseguir, por lo tanto, es uno de los más usados en flotas de vehículos pequeños.

¿Cómo se hace?

Existen tres métodos para sacar la gasolina directamente del tanque de un vehículo.

  • El primer método consiste en realizar presión en el tanque: se usan dos tubos de plástico, uno largo y otro más corto. El tubo de mayor longitud va hasta el fondo del tanque. El corto solo a pocos centímetros dentro del mismo. Luego, usando un trapo o toalla, se realiza un sello alrededor de ambos tubos. Esto permite que la persona pueda soplar por el tubo más corto, generar presión y como resultado la gasolina saldrá por el tubo más largo.
  • El segundo método incluye el mismo principio, pero se usa una bomba de sifón, que puede ser manual o automática: un tubo con una bomba en el medio para crear succión que extrae líquido desde un extremo del tubo hacia el otro.
  • El tercer método es un ‘clásico’: succionar con la boca a través de un tubo para extraer la gasolina. Es notablemente peligroso solo aspirar gases del líquido puede generar intoxicación.

 

2. Odómetro alterado

¿Cómo se hace?

Existen dispositivos especiales que se conectan a al ECM del motor y alteran las lecturas que se requieran. A veces de manera premeditada se inhabilita el contador de horas-motor o el velocímetro, y se registra un kilometraje en la hoja de ruta que supuestamente ha sido recorrido o las horas-motor trabajadas.
La compañía pierde indirectamente enormes sumas de dinero por concepto de “beneficios económicos dejados de percibir” (una hora de funcionamiento de los equipos cuesta mucho más caro que el drenaje de 50 litros de combustible) y pierde por el proceso anticipado de mantenimiento técnico planificado al vehículo, el cual tenía que viajar varios miles de kilómetros todavía.

 

3. Viajes ilegales

¿Cómo se hace?

La planeación de rutas no es solo funcional para optimizar el uso de gasolina, también funciona para evitar viajes no planeados, que no están entre los intereses de la compañía y sólo sirven al conductor del vehículo.
Estos viajes no registrados impiden a las empresas crear estrategias de ahorro y son posibles cuando el conductor acelera el cumplimiento del itinerario que le han asignado con un vehículo.
Con el tiempo restante (y la gasolina), la persona realiza una o varias rutas más, sólo para beneficio personal.
Cuando esto es desconocido por la empresa, no pueden tener datos de rendimiento de tiempos y no ajustan sus cronogramas para ahorrar.

 

4. Aprovechar el retorno del motor

¿Cómo se hace?
Dependiendo del modelo de vehículo, cuando la gasolina no es usada en su totalidad en una marcha, regresa del motor al tanque de combustible. Aquí, el método de hurto consiste en desviar ese retorno. Con una modificación, esa gasolina llena un contenedor que se usará para reventa o uso personal. A diferencia de varios métodos de esta lista, no permite hurtar grandes cantidades de combustible, pero no deja de ser una pérdida que, realizada muchas veces, significará una cantidad importante.

 

5. Trabajo inexistente

¿Cómo se hace?
El operador enciende el motor y éste funciona en neutral. El conductor da de baja al combustible que corresponde por las horas-motor que presuntamente ha funcionado el vehículo según la norma establecida. Como resultado, el trabajo no se realiza, mientras que el combustible se reporta como utilizado.
La compañía pierde el dinero gastado en la compra de diésel, así como las pérdidas que sufre provocadas por los beneficios dejados de percibir por los viajes no hechos.

¿Tú conoces alguna forma de robar combustible? Cuéntanos en los comentarios y ayúdanos a crear más y mejores contenidos.

Comentar

Regístrate

Solicita una asesoría personalizada de acuerdo a tu operación.

  1. He leído y acepto el aviso de privacidad


Image